Historia


TeletónQuiénes somos ▸ Historia

Teletón es la obra más importante que se ha realizado en favor de los niños y jóvenes con discapacidad; no sólo por trabajar en su rehabilitación, sino por haber producido en el país un cambio cultural en pro de la dignidad de las personas con discapacidad y de sus derechos.

Actualmente los institutos de Teletón atienden:

85%

de los menores de 20 años portadores de discapacidad motora del país

Cada año ingresan:

mas de

3.000

Nuevos pacientes.

Se realizan:

más de

370.000

atenciones médico terapéuticas.

Nuestra Misión

Somos una Institución sin fines de lucro, dedicada a la rehabilitación integral de niños, niñas y jóvenes con discapacidad motora; al mejoramiento de su calidad de vida; y al desarrollo de sus capacidades para lograr su inclusión en la sociedad.

Entregamos un servicio de calidad a nuestros usuarios y valoramos el importante rol de sus familias en su proceso de rehabilitación.

Promovemos la visibilidad y el respeto de los derechos de las personas con discapacidad.

Nuestra Visión

Teletón pretende ser un referente de clase mundial:

  1. Para su personal, por ser un lugar en el que vale la pena trabajar.
  2. Para los usuarios y sus familias, por ser una institución en que se sienten respetados, acompañados y motivados a lograr su rehabilitación funcional y autonomía personal, e incentivados a lograrlas con esperanza, alegría, compromiso y perseverancia.
  3. Para otras instituciones similares, por la calidad de su modelo de rehabilitación integral e inclusivo, y su disposición a compartir sus conocimientos y experiencia.
  4. Para las instituciones y organismos internacionales, por ser un actor relevante en sus actividades continentales, relacionadas con la prevención y mejoramiento de la calidad de vida de las personas con discapacidad.

Sociedad Pro Ayuda del Niño Lisiado

Las sucesivas epidemias de poliomelitis que afectaron Chile a mediados del Siglo XX, dejaron sus huellas en el país: miles de niños sufrieron las secuelas de esta enfermedad, causante - entre otros problemas - de parálisis atrofias musculares, deformaciones esqueléticas y escoliosis. Pensando en ellos, nació en 1947 la Sociedad Pro Ayuda del Niño Lisiado (SPANL), institución integrada por un grupo de médicos, padres y educadores, que durante 31 años trabajó con gran esfuerzo y dedicación, pero con precarias condiciones económicas, en beneficio de la rehabilitación infantil.

El escaso presupuesto y las inadecuadas condiciones físicas de la casona que albergaba a la entidad - en calle Huérfanos 2681 - solo alcanzaba para atender a 75 pacientes. A veces ni siquiera había dinero para darles almuerzo. Sin ascensor, las enfermeras, los médicos y todos quienes trabajaban en el lugar tenían que subir a los niños en andas hasta el segundo piso del inmueble. Todo esto comenzaría a cambiar radicalmente en 1978, cuando tras un providencial encuentro televisivo, un joven pero ya exitoso animador Mario Kreutzberger, fue invitado a conocer la Sociedad Pro Ayuda del Niño Lisiado. Impactado por la realidad de esta Instituación, Kreutzberger tuvo entonces la convicción de volcar todos sus ideales solidarios y de retribución al cariño de los chilenos, en una cruzada de amor y unidad nacional que diera fe, esperanza y futuro a los niños y jóvenes en situación de discapacidad. Nace ahí Teletón.

Primera Teletón

Teletón surge como un programa maratónico de TV, cuyo objetivo era recaudar fondos para rehabilitación infantil. El inédito proyecto concebido por Mario Kreutzberger rápidamente obtiene la adhesión de otros animadores, como Antonio Vodanovic y Raúl Matas.

También se suman ejecutivos de los canales y empresas auspiciadoras. Nadie sabía cómo iba a responder la gente, o si la transmisión simultánea de las 4 estaciones televisivas que existían entonces sería técnica y humanamente posible, durante las 27 horas continuas que se espera dure el programa.

El desafío es enorme, pero las ganas de ayudar son aún mayores.

Así, la primera Teletón se realiza el 8 y 9 de diciembre de 1978, en el Teatro Casino Las Vegas, actual Teatro Teletón, con el lema: “Logremos el Milagro”. 90 pesos fue el primer aporte que recibió esta cruzada solidaria, de manos de una tímida niña que subió al escenario y rompió ahí su chanchito de greda.

El Teatro se encontraba repleto. En la calle se formaban filas de personas para entrar. Los aportes se multiplicaban. Quienes no contaban con dinero, llevaban canastos de fruta, joyas y ladrillos.

Finalmente, luego de 27 horas de programa, la meta fue largamente superada. Del millón de dólares soñados por Kreutzberger, se llegó a 2 millones 700 mil; en dinero de aquella época, más de 85 millones de pesos.

Al cierre del evento, mientras Don Francisco agradecía a todos quienes colaboraron, Jorge Artus, un niño de siete años, subió al escenario y sorprendió al animador, quien se emocionó hasta las lágrimas y lo abrazó. La imagen estremeció al Teatro y se transformó en una de las más recordadas en la historia de la Teletón, recorriendo el mundo y siendo incluso publicada en la portada del New York Times.

Doce meses después de realizada la primera Teletón, abre sus puertas en 1979 el Primer Instituto de Rehabilitación Infantil en Santiago. Le seguirán en los próximos años Antofagasta y Concepción, en 1981, y Valparaíso en 1982.

La esperanza de miles de niños en situación de discapacidad comienza a encontrar respuesta en esta institución y en la unidad de todos los chilenos. Mario Kreutzberger comprende entonces que las campañas no podrán detenerse y que Teletón se perfila no solo como un fenómeno comunicacional, sino como una realidad que acabará impregnándose con mucha fuerza en la historia de Chile.

Teletón, Obra de Todos

No existe otro país que logre unir a todos los medios de comunicación, artistas, empresas, colegios y organizaciones sociales en una fecha determinada y con un objetivo común.

Hoy resulta indudable que Teletón es la obra más importante que se ha realizado en Chile, a favor de los niños y jóvenes en situación de discapacidad; no sólo por trabajar en la rehabilitación de ellos sino por haber producido un cambio cultural en pro de la dignidad de la personas en situación de discapacidad y de la promoción de sus derechos.

Esta obra no tiene distingos sociales ni políticos y se funda en la solidaridad, la unidad y la emoción. La Teletón se ha consagrado como una fiesta nacional y una instancia de encuentro que ha marcado a los chilenos.

De esta forma, gracias al aporte de todos, ha sido posible que, desde 1978 a la fecha, se hayan levantado 14 Institutos de rehabilitación a lo largo de Chile, y uno más está en etapa de construcción. Luego de Santiago (1979), Antofagasta, Concepción (1981) y Valparaíso (1982), los siguientes institutos inaugurados fueron: Arica (1989); Puerto Montt (1991); Iquique (1996); Temuco (2001); Coquimbo (2003); Talca (2006); Atacama (2011), Calama (2013), Coyhaique (2013) y Valdivia (2016).

La construcción de los nuevos Institutos ha avanzado gracias al valioso aporte de los gobiernos regionales respectivos y sus consejeros. Una vez inaugurados, la mantención de estos inmuebles, al igual que del resto de los Institutos Teletón a lo largo del país, es posible gracias al compromiso solidario de todos los chilenos y su aporte en cada campaña.

En sus primeros 30 años de vida, la Sociedad Pro Ayuda del Niño Lisiado atendió a 1.800 niños. A partir del nacimiento de Teletón, son ya más de 90 mil los niños y jóvenes en situación de discapacidad que han conocido la palabra rehabilitación. Año a año cerca de 3 mil nuevos usuarios ingresan a Teletón, institución solidaria en la que hoy se rehabilitan cerca de 30 mil personas.

El aporte de Teletón también ha significado avances en materia cultural y legislativa. En la década de los ’90, a comienzos del Gobierno del Presidente Eduardo Frei-Ruiz Tagle, se promulga la Ley 19.284 sobre integración social de personas con discapacidad. También nace en 1994 el Fondo Nacional de la Discapacidad (Fonadis), el primer organismo del Estado dedicado exclusivamente a este grupo social y que dará origen, en 2010, al Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis).

Fundación Teletón

Conforme a sus estatutos, su objetivo es el de orientar, encauzar y distribuir los bienes y recursos que obtenga o produzca, destinándolos a satisfacer, con prioridad, las necesidades de la Sociedad Pro Ayuda del Niño Lisiado, además de poder contribuir al financiamiento de otras instituciones de beneficencia, públicas o privadas, sin fines de lucro, que tengan por objeto la atención de personas en situación de discapacidad en cualquiera de sus formas.

La Fundación Teletón debe su creación a la importante iniciativa de Mario Kreutzberger, quien desde su formación y hasta la fecha, como es de público conocimiento, mantiene una destacada y activa participación en el desarrollo y promoción de sus actividades, especialmente en el denominado Evento Teletón.

En sus inicios, la Fundación Teletón estuvo encabezada por un directorio integrado por Ernesto Rosenfeld, José Manuel Borgoño, Helmuth Jaeger, Mauricio Wainer y Jesús Vicent. En la actualidad el Directorio de la entidad está compuesto, por destacados médicos, empresarios y profesionales.

La Directora Ejecutiva de la Fundación Teletón es Ximena Casarejos, quien dirige la relación con las empresas asociadas a Teletón y los lineamientos de la imagen corporativa de la Institución, así como las comunicaciones internas y externas de la misma.

Para eso trabaja con un equipo de aproximadamente 40 personas, distribuidas en áreas como Comunicaciones (Prensa y Audiovisual); Marketing; Producción y Administración.

Además, este equipo es responsable de realizar las Historias de Vida que se presentan en el Evento Teletón y de desarrollar las Campañas Solidarias que se realizan todos los años.

Nuestras noticias, fotos, eventos y mucho más, los puedes seguir en tiempo real a través de:

Nuestros Institutos