Teletón Temuco cumple 20 años al servicio de la rehabilitación de niños, niñas y jóvenes de La Araucanía

Publicado el 15 de noviembre de 2021.
Campaña
Teletón Temuco cumple 20 años al servicio de la rehabilitación de niños, niñas y jóvenes de La Araucanía

El 13 noviembre de 2001, el Instituto Teletón Temuco abrió sus puertas hacia un camino en beneficio de la rehabilitación e inclusión de los niños, niñas y jóvenes de la región de La Araucanía. En esos años, los institutos Teletón más cercanos eran los de Concepción y Puerto Montt, lo que obligaba a que muchos pacientes realizaran largos trayectos para recibir sus terapias de rehabilitación.

Iván Barbosa, director desde hace dos décadas del centro regional, explica que observaron una gran necesidad en la región de crear una nueva sede que favoreciera a los pacientes que solicitaban del apoyo de Teletón. Fue por esto, que su apertura significó un gran paso.

Además, destaca que durante aquellos años la perspectiva y misión nunca han cambiado. La mirada integral de la rehabilitación hacia los usuarios, poniendo como centro a la familia, ha sido siempre la motivación principal de las terapias de rehabilitación.

“Es bonito ver que el equipo que partió, hasta el día de hoy está. Partimos con un grupo joven, y de no más de 20 personas. Sabíamos que nuestra mirada debía estar en la discapacidad como centro de todo, sin embargo, también de la importancia de la familia en este proceso. Y así fuimos construyendo esto hasta la actualidad”, explica el director.

Hoy, luego de 20 años desde su inauguración, muchos pacientes han pasado por las instalaciones del instituto, dando espacio a niños, niñas y jóvenes que nunca habían podido recibir tratamiento.}

“Rápidamente, empezaron a llegar pacientes a medida que pasaban los años. Niños, niñas y jóvenes que nadie había visto, con un compromiso funcional severo y que estaban en sus casas. Fue muy motivante para todos poder participar de sus procesos de rehabilitación, y nos desafió a mantener el liderazgo de ella en la región”, dice Barbosa.

También, una de las principales misiones del instituto fue acercar la terapia a los sectores más alejados de la región. Según su director, el 70% de los pacientes son de zonas rurales y el 34% de origen mapuche.

“Todas las estadísticas sociales que tenemos a disposición hablan de que las familias de nuestro instituto en un alto porcentaje son vulnerables. Es por esto que uno de los grandes desafíos ha sido superar estas barreras para poder lograr los resultados en cuanto a la rehabilitación”, comenta Barbosa.

A modo de atender estas necesidades en la región, el instituto ha construido durante estos años redes y vínculos importantes con las diferentes municipalidades de las comunas, acercando a las personas a la labor. Además, el director explica que la iniciativa “nace como un modelo de rehabilitación con apoyo comunitario. Nosotros capacitamos respecto al manejo de rehabilitación de pacientes que son con compromiso funcional severo en zonas de más difícil acceso”.

En los últimos 12 meses, Teletón Temuco ha atendido a más de 1.870 pacientes, mientras que ha recibido a más de 160 nuevas familias. Asimismo, y durante el año pasado, realizó más de 50.300 atenciones en total, donde el COVID–19 no fue un impedimento para continuar desempeñando su trabajo.

Rehabilitación en tiempos de COVID–19

La llegada del virus en marzo del 2020 no fue indiferente para las labores del centro regional. Al igual que la gran mayoría de la sociedad chilena, los profesionales a cargo de la rehabilitación tuvieron que adaptarse.

El primer desafío, desde la perspectiva de su director, fue reaccionar de manera rápida para poder atender a aquellos pacientes que no podían asistir a las instalaciones. Fortalecieron la telemedicina (teleconsulta y telerrehabilitación) para poder resguardar la seguridad tanto de los pacientes y sus familias, como de los profesionales.

“Ahí hubo una rápida reacción del equipo del instituto para facilitar la comunicación. Nosotros lo complementamos a través de un aumento de visitas domiciliarias a todas las primeras consultas donde había un compromiso funcional severo”, cuenta el director.

Así, lograron anteponerse a las situaciones de la pandemia y seguir entregando el apoyo que los usuarios y sus familias necesitaban.

Equipo Teletón

Carolina Carrasco, integrante de la Unidad de Educación y de la Unidad de Tecnología Asistiva (UTA) del instituto de Temuco, comenta que durante el 2020 “fue un tremendo desafío ir aprendiendo sobre la marcha, que las familias entendieran como íbamos a funcionar. Para nosotros fue súper nuevo. Sin embargo, la tecnología fue lo que nos acercó para poder trabajar desde la distancia”.

Carolina comenzó a trabajar en el centro regional a pocos días de que éste abriera. Dice que llegó joven y que debía seguir formándose, pero que esto la motivaba a siempre mejorar. “Al principio había cosas que no sabía y que debía estudiar. Fue un desafío poder superarme y aprender para poder dar lo mejor de mí a las familias”, cuenta la educadora.

La profesional Teletón habla con amor de su trabajo. Le emociona poder apoyar en el proceso educativo a los niños, niñas y jóvenes que llegan a Teletón, y sabe que el objetivo en común dentro del instituto es poder hacer el sistema educativo completamente inclusivo.

“Algo de lo que me siento muy agradecida es del cariño de las familias, ya que valoran muchísimo todas las gestiones que realizamos. Pese a los 20 años que llevo, yo por algo me quedo acá, yo sé que tengo una misión aquí (…) Nosotros sabemos todas las complicaciones y obstáculos a los que se ven enfrentados los usuarios y familias, pero poder aportar y ver cambios, es algo que llena el corazón”, asegura.

La educadora sabe que el rol de Teletón no solo cumple con el proceso de la rehabilitación clínica, sino que el equipo de profesionales también se convierte en un pilar de apoyo para las familias que llegan con sus hijos e hijas.

“Teletón pasa a ser parte de la red emocional. Aquí no solo hablas del tema clínico o técnico de la rehabilitación, sino que las familias te abren su corazón”, destaca.

Rehabilitación en primera persona

Catalina Paillamilla (22) es usuaria de Teletón desde los cuatro meses de edad. Toda su vida la ha vivido en Temuco, sin embargo, durante sus primeros dos años de vida su familia debía viajar hasta la capital para poder recibir su terapia.

Su diagnóstico es agenesia de extremidades superiores, ausencia de fémur derecho y displasia de caderas.

“Cata no tiene sus brazos. De un principio nosotros pensábamos en todas las cosas que no iba a poder hacer. Nos preocupaba. Pero cuando llegamos a Teletón, nos dimos cuenta de todo lo que podíamos potenciar”, explica Karen Sánchez, su madre.

Agrega, “se te vienen todos esos pensamientos de chuta… el diagnóstico, el futuro. Veíamos tanta carencia en su cuerpo que cuando entramos a Teletón, nos abrieron los ojos. Nos dimos cuenta de todo lo que podíamos lograr, que había que sacarle el jugo”, dice Karen.

Con la apertura del centro regional, Catalina se convirtió en una de sus primeras pacientes, acompañándola en todo su proceso de rehabilitación e inclusión hasta la actualidad.

“Para mí es una segunda familia. Llegar al instituto, ver a los profesionales. Todo el apoyo que nos dan. Hay un cariño de por medio que es muy importante para mí y mi familia. En estos 20 años queremos destacar el amor incondicional que siempre tienen”, dice Catalina.

Su madre menciona que “uno de los recuerdos más bonitos que tengo es la vez que llegamos al instituto. Cuando entramos por esas puertas y me acerqué al mesón a preguntar, me dijeron: ¡Qué bueno que llegaron! Las estábamos esperando. Y yo pensaba: ¿A nosotras nos estaban esperando? Todos ya conocían el caso de Cata y estaban esperándola para empezar a trabajar con ella. Para mí fue emocionante, me hicieron sentir confianza”.

Hoy, Catalina se encuentra terminando su último año de la carrera de Derecho, para su madre su progreso ha sido “gracias a las herramientas que como familia le hemos entregado, pero que, sin la ayuda de Teletón y sin esa guía y cariño constante de los profesionales del instituto, a lo mejor no estaríamos aquí hoy”.

A 20 años de su apertura, el Instituto Teletón Temuco ha trabajado arduamente en aportar al proceso de inclusión, a entregar el apoyo que las familias con niños, niñas y jóvenes en situación de discapacidad necesitan.

“Hoy después de todos estos años, el significado que tiene este aniversario es ver resultados plasmados en los pacientes que recibimos hace 20 años atrás. Sentir que hemos aportado como equipo a muchas familias de la región nos da mucha satisfacción. Decir que sentimos que como comunidad nos valoran, que somos útiles y que estamos impactando en las vidas de nuestros pacientes y sus familias”, reflexiona su director.

¡Felicitaciones por tantos años de entrega en beneficio de la inclusión y la rehabilitación Instituto Teletón Temuco!

Comenta esta noticia