EL ROL DE LAS ATENCIONES REMOTAS EN EL ÁREA PSICOSOCIAL

Publicado el 28 de abril de 2021.
Prensa
EL ROL DE LAS ATENCIONES REMOTAS EN EL ÁREA PSICOSOCIAL

Poder continuar con las sesiones y seguimientos desde las áreas de educación a nuestros pacientes escolarizado, ha sido fundamental para asegurar y permitir el acceso de una educación inclusiva, en esta modalidad remota.

Sin embargo, la remotización de las clases trajo una serie de desafíos para las familias, estudiantes y profesores.

“El desafío educacional al que nos enfrentamos fue la alfabetización digital, con situaciones por ejemplo, acceder a una clase on line, adaptarse a este nuevo sistema educativo fue un proceso importante para nuestras familias” comenta Johana Salazar, Educadora Diferencial de Teletón Temuco. 

Es por esto que el trabajo psicosocial que realizan los educadores, psicologos y asistentes sociales de los institutos, a través de teleconsultas y videollamadas, permitió mantener el vinculo con los estudiantes, familias y educadores, con el fin de garantizar la educación inclusiva y evitar una deserción escolar.

“Empezamos a contactarnos con los establecimientos educacionales de nuestros pacientes de manera remota y estuvimos al pendiente en caso de que éstos necesitaran algún tipo de orientación o sugerencia, entregarlas. No solamente desde el área de educación sino que también acompañándonos de asistentes sociales y con el área de psicología cuando era necesario, porque entendemos que el trabajo en equipo también es fundamental para dar ciertas orientaciones de la manera más integra posible” agrega Marcela Saldías, Jefa de Educación de Teletón Santiago. 

Actualmente se desarrollan una serie de teletalleres, según la etapa escolar en la que se encuentre el usuario, en la que se trabajan cuatro focos importantes: autonomía, participación, mejorar el capital social y orientación vocacional, abordándolos con los distintos profesionales del área psicosocioeducativa.

Este 2021 el foco y desafío está puesto en ver estrategias de aprendizajes, trabajo colaborativo y movitar procesos de autonomía en los estudios. Poder entregar estrategias para que niños, niñas y jóvenes sean capaces de formar un hábitos de estudios.

Sumado a este trabajo focalizado en estudiantes y sus familias, se está realizando un contacto semanal con los establecimientos educacionales de los usuarios escolarizados, con el fin de entregar sugerencias de mejora, participación y adecuaciones en la participación de los estudiantes en las clases.

Comenta esta noticia