Distrofias Musculares

Corresponde a un grupo de enfermedades, de carácter hereditarias, que afecta a los músculos voluntarios, es decir,  los que realizan los movimientos del cuerpo.
Dentro de ellas, la más frecuente es la Distrofia Muscular de Duchenne, que afecta sólo a los hombres, su síntoma principal es la debilidad muscular
y en algunos casos, es transmitida por las madres.

Las principales causas de traumas son accidentes como caídas, atropellos, accidentes automovilísticos, moto o bicicleta  y a consecuencia de actos violentos,
incluyendo impactos de armas de fuego. Afectan especialmente a adolescentes y  jóvenes.

Tratamiento

El tratamiento de rehabilitación dependerá de la etapa de evolución de la enfermedad en cada niño. Al inicio será fundamentalmente preventivo, reforzando las elongaciones a través de ejercicios y apoyo de órtesis para mantener las capacidades motrices. En una etapa más avanzada, el tratamiento está orientado a un posicionamiento adecuado en silla de ruedas, favorecer  la independencia para el desarrollo de las actividades de la vida diaria: aseo, vestuario y alimentación, mantener la inclusión escolar, trabajo respiratorio, etc.  El apoyo psicológico al usuario y su familia, es fundamental así como también la coordinación con redes comunitarias especialmente, del área de la salud y social.

Signos y síntomas

El principal síntoma es la debilidad muscular. Se presentan en  la infancia como retraso en lograr caminar de manera independiente, caídas frecuentes, dificultad para subir escalas, pararse desde el suelo y las pantorrillas se ven de mayor volumen. En la medida que avanza la enfermedad, se pierde la marcha y se van comprometiendo también los brazos,  dificultándose el desarrollo de tareas como vestuario, aseo o alimentación. El uso de corticoides está demostrado que retrasa los síntomas.

Niño en piscina, con flotadores, en trabajo de rehabilitación
En rojo, las áreas afectadas por esta condición